¿Qué debo llevar?

A la hora de planificar lo que llevaremos en nuestra mochila para hacer el Camino de Santiago, sobre todo si es la primera vez que lo recorremos, todos tendemos a meter más cosas de la cuenta. Si eres de los que acostumbras a llevar ropa de más a los viajes “porque nunca se sabe”, quítate la idea de la cabeza en el Camino de Santiago: aquí hay que llevar solo lo imprescindible; todo lo demás será un lastre que tendremos que cargar a la espalda durante muchos kilómetros.

Al contrario de lo que puedas pensar, bien recorras el Camino de Santiago durante 15 días o solo un puente, no necesitas mucha ropa para hacerlo. En el Camino lo ideal es llevar con nosotros ropa específica de trekking o senderismo, hecha de materiales transpirables y de secado rápido, de forma que podamos lavar todos los días y asegurarnos de que a la mañana siguiente esté seca (bien para ponérnosla o bien para guardarla en la mochila limpia). Lavando y tendiendo en los albergues te asegurarás de que la poca ropa que lleves siempre sea suficiente.

La ropa que necesitas no tiene por qué ser especialmente cara o difícil de conseguir; la podrás encontrar en cualquier tienda especializada en material de montaña o senderismo, así como grandes superficies como Decathlon. Asegúrate de que sea ropa hecha de materiales deportivos; desde tus camisetas a tus calcetines.

 

Lista de ropa

La siguiente lista de ropa para hacer el Camino de Santiago está pensada para recorrerlo en meses cálidos o de temperaturas suaves. Si vas a hacerlo a finales de otoño o en pleno invierno, lógicamente tendrás que llevar contigo más ropa de abrigo, aunque no por ello de olvides de que se recomienda que el peso total de tu mochila nunca supere el 10% de tu peso corporal.

Volviendo al tema de los tejidos, ¿por qué recomendamos que la ropa que te lleves contigo al Camino esté hecha de material sintético transpirarable y de secado rápido? Una de las principales razones es que así nos podremos mantener secos de la lluvia y del sudor; en Galicia los aguaceros son habituales y pueden cogerte en medio de ninguna parte.

Esta es nuestra nuestra lista de ropa para el Camino de Santiago:

  • pantalones: Debes llevar un pantalón largo de trekking y otro corto (dependiendo de la estación del año, si caminas durante un mes caluroso)
  • camisetas transpirables (que usarás exclusivamente para caminar)
  • 3 mudas de ropa interior 
  • Gorra o sombrero para evitar que el sol te dé directamente en la cabeza, algo imprescindible en verano. Las gafas de sol son también una pieza muy importante para caminar largas etapas.
  • 1 chubasquero: Es imprescindible; acuérdate de que vas a caminar muchos kilómetros por Galicia, donde estarás expuesto a la lluvia en muchas ocasiones. Si es posible, escoge el más ligero que encuentres
  • forro polar ligero para no coger frío durante las noches (en Galicia refresca al anochecer, incluido en verano).
  • 2 o 3 pares de calcetines: lo mejor es que sean elásticos para evitar las arrugas (que con el sudor ocasionan ampollas); mucho mejor si llevan refuerzos para proteger el pie
  • Opcional: bañador (muy recomendable para refrescarse a mitad de camino), muñequera para el sudor, visera (como posible sustituro de la gorra) y un cambio de ropa para después de ducharte si quieres visitar algún pueblo.

 

Calzado adecuado

Aunque tenemos un artículo específico sobre el calzado perfecto para el Camino de Santiago, no está de más recordarte lo que más te conviene para tus pies, ya que es una parte básica (y la más importante) de nuestra indumentaria de peregrinos:

  • Calzado de senderismo bajo que sea muy transpirable para mantener siempre los pies secos, un problema muy frecuente sobre todo en los meses de más calor. Es imprescindible que ya las hayas usado previamente, nunca las estrenes comenzando el Camino de Santiago
  • Chanclas, para descansar el pie cuando terminemos las etapas y que además nos servirán para ducharnos, manteniendo nuestros pies a salvo de posibles hongos.

Para finalizar este apartado, conviene mencionar las botas de senderismo o de montaña: aunque algunos peregrinos las prefieren y realmente es algo bastante personal, no es necesario llevarlas al Camino de Santiago. Es cierto que con ellas tu tobillo irá más protegido, pero por otro lado existen inconvenientes importantes: los pies sudan más, generando humedad, lo que puede producir ampollas y heridas en los pies.

 

¿Qué mochila llevar?

Por último, déjanos darte un consejos rápidos sobre el tipo de mochila que necesitaspara llevar la lista de ropa que te hemos dejado más arriba. Será suficiente con una mochila de unos 35 litros de capacidad para todo ello; con esta capacidad caminarás ligero, pero tienes que hacer el Camino de Santiago mentalizado de llevar contigo lo mínimo. En nuestra opinión vale la pena el esfuerzo, ya que tu espalda lo agracerá en el trayecto.

 

FUENTE: www.vivecamino.com

×